¡Nos vamos de escape room en familia!

Los escape room, juegos de escape o de escapismo son una actividad de ocio divertida, tanto para realizar en familia como con amigos. Un juego de ingenio, especialmente indicado para niños a partir de los 7 años, consistente en ir descifrando los enigmas que se van planteando a través de diversas pistas hasta lograr el reto planteado. Todo ello en un tiempo limitado y en un espacio tematizado al detalle donde resulta fácil desconectar y sumergirse en otra dimensión.

Risas, intriga, nervios, motivación, competitividad…  Son muchos los sentimientos que afloran cuando se participa en este tipo de juegos, pero ¿sabías que los escape room son también una actividad muy recomendable para el desarrollo físico y mental de nuestros hijos?

 

¡Os detallamos sus principales beneficios!

 

1. Mejora el proceso de aprendizaje: los niños deben encontrar pistas, clasificarlas, ordenarlas… Como en cualquier juego de lógica, se potencian las habilidades cognitivas y el razonamiento para hacer frente a los diferentes retos.

 

2. Estimula la curiosidad: la necesidad de encontrar respuestas a los diferentes retos planteados potencia su interés por aprender, descubrir, explorar… Una actitud que les abrirá muchas puertas tanto a nivel laboral como personal.

 

3. Capacidad de atención y memoria: se trata de un juego en el que es imprescindible ir relacionando conceptos, pistas y objetos desde el principio hasta el final para conseguir llegar a descifrar el enigma final.

 

4. Potencia el rendimiento: sin darse cuenta, los niños y adolescentes, están retando al cerebro a desafiar la lógica y esta práctica, sobretodo si se realiza de forma continuada, mejora sus habilidades de planificación, razonamiento y creatividad.

 

5. Resiliencia: potencia su capacidad de no rendirse ante una dificultad o un problema determinado y de ser más autosuficientes. Aprenden que, con esfuerzo y motivación, todo es posible.

 

6. Trabajo en equipo: se dan cuenta que, sumando esfuerzos, se consiguen mejores resultados y en menor tiempo. Además, implícitamente, también se potencian valores como el respecto, la colaboración, la empatía, la humildad… ¡Tan importantes en la vida adulta!

 

7. Evasión de la rutina: en estos juegos uno se sumerge en un mundo y una situación particular para vivir una aventura en primera persona. Un espacio donde desconectar de su día a día, de los coles, las tecnologías y sus preocupaciones, aspecto que resulta especialmente interesante en la etapa adolescente.

 

8. Sensación de logro: experimentan la increíble satisfacción que implica conseguir un objetivo, pese a las dificultades.

 

9. Lazos familiares: en una actividad como ésta, los roles familiares se difuminan para dar paso a una experiencia en la que cada miembro de la familia juega bajo las mismas normas y donde cada uno aporta su granito de arena para conseguir, entre todos, alcanzar un reto. En situaciones como éstas, en las que no existe el estrés, los horarios, la autoridad ni influencias de terceros, las relaciones familiares se estrechan y fortalecen. ¡Un team-building familiar en toda regla!

 

Por cierto, si todavía no lo has hecho, te recomendamos inscribirte a la Newsletter y recibirás planes familiares molones cada jueves. ¡Mañana te traemos una selección de los escape room más interesantes de Cataluña para disfrutar en familia!

 

Encontrarás éstos y muchos otros planes en la app. ¡Descárgatela gratis ahora!

 

Por |2019-02-14T10:08:57+00:00febrero 13th, 2019|Tips|0 Comentarios

¿Te apetece comentar?