Hablar de sexualidad a los niñ@s. ¿Un tema tabú?

Los niños cada vez conocen antes y mejor todo acerca de la sexualidad, especialmente debido al fácil acceso a las nuevas tecnologías. De hecho, sienten esta curiosidad desde bien pequeños cuando se preguntan ‘cómo nacen los niños’. ¿Hablar sobre sexualidad es un tema que nos agobia como padres?,  ¿cuál es la mejor manera de abordarla con nuestros hijos?…

Entrevistamos al equipo de SexAfín formado por Bruna Alvarez, Doctora en Antropología Social e Historiadora, Victòria Badia, Antropóloga y Psicóloga, Estel Malgosa y Marta Mayoral, ambas doctoradas en Antropología en temas vinculados a la sexualidad y la infancia. Todas son integrantes de AFIN, un grupo de Investigación Interdisciplinar especializado en infancia, adolescencia, reproducción y familias, dirigido por Diana Marre, que forma parte del Departamento de Antropología de la Universidad Autónoma de Barcelona.

 

1. ¿Cuáles son las principales áreas de actuación de AFIN?

Trabajamos principalmente en temas de:

.Reproducción humana: sexual y asistida, reproducción con la participación de ‘terceras partes’ (gametos, embriones, gestación o niños/as), cuidados, trabajos y servicios reproductivos transnacionales.

.Parentalidad: maternidades, paternidades, conciliación de la vida laboral y familiar, cuidados, trabajo reproductivo y vida familiar.

.Infancias y juventudes: sexualidad, orígenes reproductivos –adopción o con la participación de ‘terceras partes’- diversidad familiar y bullying.

Nos caracteriza una decidida voluntad de que los resultados de investigaciones trasciendan el ámbito académico para llegar a los colectivos con y por cuyo interés y bienestar se trabaja. Por este motivo, en el 2015 creamos el Centro AFIN, un centro de Servicios que atiende a personas, familias y realiza proyectos de intervención social en las escuelas, con toda la comunidad educativa.

 

2. Entre las áreas de investigación y formación de AFIN está la de ‘Sexualidad e Infancia’ dirigida a familias y a colegios. ¿Qué ofrecéis a estos colectivos? ¿Cómo se estructuran las charlas?

Efectivamente. Esta área la abordamos desde ‘Sex AFIN’, un proyecto de investigación e intervención que orientamos a toda la comunidad educativa para comprender qué saben los niños y niñas sobre sexualidad y cómo la construyen. Trabajamos principalmente con talleres dirigidos a niños/as, co-formación a profesores y charlas y talleres con las familias. En las charlas explicamos a las familias lo que saben los niños/as sobre sexualidad y reproducción y, en los talleres, les aportamos recursos sobre cómo hablar de sexualidad con sus hijos/as.

Equipo de AFIN

 

3. ¿A partir de qué edad empiezan a hablar o interesarse los niños por la sexualidad?

Yo diría que desde siempre. Dependiendo de la edad y del carácter del niño/a, lo mostrará de una manera o de otra. Los resultados que estamos obteniendo de la investigación realizada con los niños y niñas muestran como ellos y ellas construyen la sexualidad con las herramientas e información que les proporcionamos los adultos. Así por ejemplo, en un grupo de 7 años edad, algunos dicen que los bebés se forman a través de semillas, otros que  cuando dos personas se aman juntan el pene con la vulva y con unas células se forman los bebés o, por ejemplo, un niño hijo de una pareja de madres explicó que los niños los hacían los médicos. Los resultados que obtenemos son muy parecidos a los de las investigaciones internacionales realizadas por la Organización Mundial de la Salud o la UNESCO. Muy resumidamente el mensaje principal es el siguiente: el derecho a la información es fundamental para poder desarrollar habilidades y actitudes de respeto hacia el propio cuerpo y hacia el de los demás, que permitirán en el futuro poder tener una entrada a las experiencias sexuales más segura y placentera porque ya no necesitarán experimentar para saber.

 

4. ¿Debemos preocuparnos como padres/madres si nuestros hijos pequeños muestran interés temprano en este tema? ¿Alguna señal de alarma que nos indique que hemos de acudir a un profesional?

En mi opinión, acudir a un profesional es una opción a considerar si tenemos alguna situación concreta en casa que no sabemos afrontar o gestionar como madres o padres. De hecho, en el Centro AFIN disponemos de servicio de atención a las familias orientado a este fin.

En general, antes de llevar a nuestros hijos/as a un profesional pensando que tienen un problema, es mejor asesorarse como padres. Lo que vemos en el Centro AFIN es que muchas veces, con una o dos sesiones con los adultos, les aportamos la información y herramientas necesarias para gestionar determinados temas en casa. Si se detecta algún tema más complejo, entonces sí que proponemos sesiones familiares más psicoterapéuticas.

 

5. En los últimos años en los colegios tiende a enseñarse ya desde párvulos parte del vocabulario relacionado con los órganos sexuales y el sistema reproductivo. En ocasiones, esta teoría desbanca el cuento de la cigüeña que muchas familias cuentan a sus hij@s para explicarles como llegan los niños al mundo. ¿No debería haber mas consenso entre el profesorado y las familias? ¿Hasta que punto esta contraposición de versiones puede ser negativa para los más pequeños?

La falta de consenso no es únicamente entre el profesorado y las familias, sino que es un tema social. Nosotras en las charlas lo comparamos con la incorporación de las mujeres al mercado laboral, donde hay un consenso social acerca de que las mujeres trabajen fuera de casa. Si la maestra trabaja un texto que explica que una mujer médico trabaja en el hospital curando a las personas y viene una familia a quejarse porque, según su manera de pensar y su moral, las mujeres no deben trabajar y no quiere que se trabaje en clase un texto donde las mujeres trabajen, el profesorado argumentará que el proyecto educativo de la escuela y la propia legislación promueven la igualdad entre hombres y mujeres y, por lo tanto, no hay discusión posible.

En cambio, no pasa lo mismo en temas de sexualidad. El profesorado y las familias sienten que estos temas deberían ser explicados en casa, pero el caso es que niños y niñas preguntan y el profesorado se encuentra en situaciones en las que no sabe qué responder para no pasar un límite invisible de lo que “debería” explicarse en casa. Por ejemplo, una maestra nos explicó que una niña de 10 años le preguntó qué era mejor una compresa o un tampón. Ella le dijo que le preguntara a su madre. Estoy convencida que todas las madres preferimos que nuestras hijas nos pregunten estas cosas a nosotras. ¿Pero qué pasa si la niña se siente más cómoda preguntándoselo a la profesora porque percibe que estos temas incomodan a su madre? Si no hay ningún adulto al que puedan acudir para preguntar sobre sexualidad, ¿dónde buscarán los niños/as la información? Por lo que dicen varios estudios y nuestra experiencia en los colegios, Internet es la principal fuente de información sobre sexualidad. Y ya sabemos que la mayoría de cosas que hay en la red no están pensadas con fines educativos…

 

6. ¿Los niños/as tienden a repetir lo que oyen o realmente saben lo que dicen?

Los niños/as no tienen vocabulario para hablar de cosas que les pasan en sus cuerpos, así que en seguida hablan de ‘follar’ o de violación, que son las palabras que oyen. Una maestra nos contó que un día una niña de 8 o 9 años le dijo que había ‘follado’. La maestra, asustada, le preguntó qué había pasado y la niña le explicó que le había dado un beso a un niño. En otra ocasión, una niña le preguntó a su madre si un niño/a de 9 años podía hacer el amor. La madre le dijo que no, pero la niña siguió preguntando. Al final la madre le dijo que porqué se lo estaba preguntando y la niña le respondió que cuando abría y cerraba las piernas notaba sensaciones raras en la vulva… La madre le explicó que esto no tenía nada que ver con mantener relaciones sexuales sino que se hacía mayor y empezaba a notar sensaciones que hasta ahora no había sentido.

Muchas cosas relacionadas con los cambios en su cuerpo no tienen palabras para describirse. Partiendo de la idea que aquello de lo que no se habla no existe, nos lleva a reflexionar que hablar sobre sexualidad durante la infancia sigue siendo un tema tabú. En las culturas occidentales se tiende a asociar a los niños/as como seres inocentes y asexuales, de manera que el conocimiento sexual se obtiene a medida que se hacen adultos. Pero esto no es exactamente así. Lo que analizamos en el proyecto es cómo los niños y niñas construyen y significan su propia sexualidad. El diálogo con los adultos es importante porque, de esta manera, les ayudamos a construirla y significarla.

 

7. ¿En general, es cierto que los niños y adolescentes saben más ahora que antes acerca de la sexualidad? En caso afirmativo, ¿este conocimiento lo aplican en la práctica?

Lo que vemos es que saben cosas, pero son confusas. Los niños/as de sexto de primaria, a pesar de haber estudiado el aparato reproductivo, tienen confusión acerca de la regla, no saben lo que es el clítoris… Normal, si en la escuela se estudia el aparato reproductor y no el aparato genital ¡el clítoris no sale por ningún lado! De todas formas, el principal tabú que hemos encontrado es hablar de placer. Muchos padres/madres nos cuentan que pueden hablar de sexualidad con sus hijos/as explicando el funcionamiento biológico, pero hablar de placer les cuesta mucho.

Nos pensamos que saben mucho, porque pensamos que tienen la información muy cerca, y la tienen. Pero si no les ayudamos a montar el puzzle, el conocimiento que tienen es fragmentado. Muchos niños/as se van con la idea que sólo es para tener hijos, e incluso algunos dicen que sus padres (heterosexuales) no las han tenido, ni para tenerlos a ellos.

 

8. ¿Existen diferencias en la manera en que entienden la sexualidad los niños y las niñas ya desde pequeños? ¿Podríais ponernos algunos ejemplos?

En los talleres que realizamos con niños/as trabajamos con pequeños grupos que hacen ellos mismos y que, en la mayoría de las veces, los crean segregados por género. De esta manera, y aunque no estaba contemplado desde el inicio, empezamos a analizar que diferencias había en la construcción de la sexualidad entre niños y niñas. Rápidamente nos dimos cuenta que en todos los cursos existían diferencias, pues en general las niñas tienden a hablar más del embarazo -cuando explican la reproducción- y de una dimensión más relacional de la sexualidad, mientras los niños se centran en las prácticas sexuales y el placer.

A pesar de que familias y maestros se esfuerzan en educar de forma igualitaria a niños y niñas, ellos construyen y expresan su sexualidad de forma diferente reproduciendo lo que pasa en la sociedad. Se tiende a invisibilizar el placer femenino, las niñas suelen hablar de sexualidad en pequeños grupos e incluso a veces con profesoras y, en cambio, los niños tienden a expresar una sexualidad pública, estereotipada y con dificultades de hablar del propio cuerpo y la propia sexualidad.

 

9. Como padres, ¿es mejor esperar a que nos saquen el tema para hablar de la sexualidad o es recomendable proponerlo nosotros, como un tema más?

Si los adultos no ponemos sobre la mesa el tema de la sexualidad es difícil que niños y niñas pregunten. Por esto, algunos expertos recomiendan que desde que los niños son bebés se nombren las partes del cuerpo.

No podemos esperar a que nuestros hijos/as pregunten sobre temas que nosotros como adultos nunca hemos tratado o hemos intentado esquivar. Tenemos un caso de una niña adoptada, cuya familia tenía muchas dificultades de hablar del proceso de adopción y de la familia de origen. Siendo atendida por una de las profesionales de AFIN, la niña le dijo: “¿Tu sabes que soy adoptada?” “Sí”, respondió la profesional. “Ah, pues no se lo digas a mi madre, porque no lo sabe”, le dijo la niña.

Por último, hay que tener en cuenta que si un niño/a pregunta sobre sexualidad es que está preparado para recibir una respuesta. También es cierto que hay a quienes no les interesa hablar del tema y no hay que forzarlos.

 

10. ¿Hay relación entre el grado de conocimiento que un niño/adolescente tiene sobre el sexo y cómo actuará y/o lo disfrutará en un futuro?

Sí, totalmente. Las investigaciones internacionales así lo señalan. Cuanta más información tengan los niños/as sobre sus cuerpos, los cambios y la sexualidad en sentido amplio, más segura y placentera será su entrada en la sexualidad adulta.

 

11¿Cómo podemos conocer y acudir como padres/madres a las sesiones formativas que impartís desde AFIN?

Si se trata de una visita personalizada, lo mejor es llamar al Centro (93 581 46 40) y explicar un poco cuál es el caso o necesidad. La persona que atiende la llamada los derivará a la profesional más especializada en el tema en cuestión.

Para talleres grupales, normalmente nos contactan asociaciones de familias (AMPA o AFAs). De todas formas, si un grupo de madres o padres están interesados en los temas que trabajamos, también nos pueden contactar. ¡Estamos abiertas a propuestas! Éste es nuestro email: c.afin@uab.cat.

 

Por |2019-03-07T10:53:55+00:00febrero 27th, 2019|Entrevistas, La Voz del Experto|0 Comentarios

¿Te apetece comentar?