¿Qué hay detrás de la tradición del `tió´ de Navidad?

Se trata de una tradición catalana también arraigada en Andorra y parte de Aragón que consiste, dicho rápidamente y a grandes rasgos, en que los niños piquen, ayudándose de un palo o bastón, sobre el lomo de un tronquito de madera de cara sonriente -el tió- hasta que éste les ‘defeca’ regalitos. Dicho así, puede resultar un tanto vulgar, e incluso hay quien interpretaría un ápice de violencia, pero nada más alejado de la realidad. Lo cierto es que se trata de una costumbre centenaria, que ha ido pasando de padres a hijos, en la que se crea un ambiente familiar, mágico y divertido que algunos pequeños esperan con tanta -o incluso más ilusión- que el Papa Noel o los Reyes Magos.

La procedencia

Existen varias teorías acerca del origen de esta peculiar tradición navideña. Unas apuntan a pasajes bíblicos en los que un tronco de leña obsequia con todo tipo de alimentos a unos pastores que habían dado como ofrenda toda su comida al recién nacido niños Jesús. Sin embargo, la explicación más arraigada sitúa su origen en un entorno pre-cristiano y rural, cuando existía la costumbre de reunirse toda la familia entorno a una pequeña hoguera con troncos de leña para rendir culto a los antepasados. Se les ofrecían alimentos y éstos se quedaban con la parte espiritual de los mismos. Los víveres ‘sobrantes’, se repartían entre la familia, especialmente para los niños. Con los años, este culto a los antepasados se difumina pero se mantiene la tradición de quemar un tronco el 25 de diciembre para que proveyera luz, calor y alimentos durante todo el invierno.

El tió hoy 

Desde entonces, esta tradición ha ido evolucionado y el tió ha pasado de ‘cagar’ los típicos turrones y cava de Navidad a obsequiar a los niños con chocolates, caramelos y/o juguetes. Su aspecto también se ha modernizado y, hoy, este simpático tronquito tiene un aspecto mucho más humano: patas, rostro sonriente, barretina (gorro catalán) y un sinfín de accesorios y atuendos según cada casa. También come y bebe a diario, se le tapa con una mantita para que no pase frío y se le reserva el espacio más acogedor y calentito de la casa (normalmente cerca de un radiador). Es también el encargado de vigilar que los niños se porten bien y, en función de su comportamiento, ‘caga’ la proporción de regalos correspondientes.

Niños golpean al tronco en la ceremonia del tió (siglo XIX). Fuente: Wikipedia

Los musts de esta tradición

1. Comprar o hacer un ‘tió’, también conocido como ‘soca’ en poniente y ‘xoca’ o ‘tronca’ en Aragón. Hay que incluso tienen nombre propio;)

2. Al inicio del Adviento, principios de diciembre, hay que ir a buscarlo al bosque. Si bien es cierto, que hay versiones más modernas en las que el tronquito aparece por arte de magia directamente en casa, es divertido ver a los niños cómo disfrutan buscando a su tió (no a uno cualquiera, cada niño tiene el suyo, que vuelve año tras año a la misma familia) entre los árboles y matorrales.

3. Procurarle un rincón cómodo y calentito de la casa e irlo alimentando a diario con pieles de naranja, fruta o frutos secos. Cuanto más come, más ‘cagará’.

4. El día de Navidad, él es momento de ‘hacer cagar’ el tió en familia. Aquí la canción que debe cantarse mientras se le dan golpes de bastón (traducida al castellano):

Caga tió, almendras y turrón, no cagues arenques que son demasiado salados, caga turrones que son más buenos. Caga tió, almendras y turrón, si no quieres cagar te picaré con el bastón. ¡Caga tió!

5. El mismo día de Reyes o al día siguiente, el tió vuelve a casa con los suyos, desapareciendo por arte de magia hasta el año siguiente.

En fin, como vemos, es una tradición que ha cambiado bastante desde sus orígenes, pero sí ha permanecido el carácter familiar e íntimo de esta tradición, en la que niños y adultos siguen reuniéndose alrededor de este peculiar tronquito de madera, ya sea cantando villancicos, rezando o simplemente picándolo con bastones, hasta que el tió les da su recompensa. Descargaros gratis la app WONDERKIDS y descubriréis muchas actividades relacionadas con el tió. ¡No os las perdáis!

Por |2018-12-03T14:54:36+00:00noviembre 27th, 2018|Cultura|0 Comentarios

¿Te apetece comentar?